domingo, 28 de septiembre de 2014

La Casería

La Casería ye la modalidá especifícamente asturiana de la granxa europea.
La Civilización europea, especialmente la que correspuende a pueblos y países de clima templáu atlánticu, centroeuropéu y nórdicu (pueblos celtoxermánicos), afitó un modelu de granxa al que pertenez el norte peninsular d´Iberia y, poro, Asturies. Esti modelu de granxa esparnada, polifuncional, non concentrada en poles o villes, masque esistan poles y villes a efeutos de condensar mercaos, poder y alministraciones, tien plena brenga entá nos territorios qu´antañu conformaben el Reinu Astur y, depués, el Reinu Lleonés. Inda podemos ver una proyección del mesmu modelu haza´l Sur del Ríu Dueru, como consecuencia de la Reconquista y Repoblación de tierres ibériques que taben en manes de los moros. Peramplies fasteres de la Meseta foron rescataes d´usos y estructures agropecuaries orientales per aciu d´esti espansionismu altu-medieval de xentes d´aniciu astur-lleonés, qu´aportaron llonxe col so estilu de producción agropecuaria, organización xentiliciua y gran sentíu de la propiedá comunal, como correspuede a les más primitives democracies armaes d´aniciu celtoxermánicu (astures, cántabros). 

Va unos años propúnxose´l modelu, l´arquetipu de la Casería, como guía pa la reconstrucción nacional. La Casería presenta la unidá mínima d´autarquía, d´autosuficiencia productiva onde la propiedá familiar –ad intra- convive cola andecha o socialismu comunitariu –ad extra. Na Casería entrellizábense en feliz rede los venceyos ente los coterránios (diacronía, historia, tradición) y los venceyos ente los contemporánios (sincronía texíu social y productivu). Yera la Casería un pequenu reinu, onde´l titular yera davezu lo de menos, visto en perspeutiva histórica: una Casería indivisible, tresmitida al mayorazu (meirazu) yera un sistema d´edificios, tierres, drechos comunales, aperios y fuerces productives, ansí como persones, que formaben una unidá histórica y suxeta a tresformación, anque pasara a ser propiedá d´otra familia. Talmente como los Reinos (pueblos y tarrentorios) podíen agospiar diverses cases reales, y el Reinu en sigo mesmo yera trescendente del llexítimu titular de cada momentu. Neto asocedía coles caseríes tradicionales, indivises y con nome propiu al respetive de los titulares propietarios.


La importancia xurídico-política de la nuestra Casería asturiana nun fue mayormente resaltada polos nuestros estudiosos. Hay abordaxes etnográficos, seique, que la ponen en contautu con instituciones hermanes en Galicia, La Montaña (Norte de Lleón, Asturies de Santiyana), Provincies Vascongaes, etc. Tamién hay un averamientu económicu nel ámbitu del seutor agropecuariu, onde la Casería ye la protagonista d´una Asturies rural en trance de dir morriendo. Morriendo o camudando. Esta subespecie astur de granxa europea tresfórmase nuna triba d´empresa familiar especializada, cada vuelta más, unes veces no llácteo, otres no cárnico, otres en combinaciones de delles activades productives. Pero la Casería tradicional ye una cosa, y la so adaptación en forma d´empresa pequena, familiar, agropecuaria, ye otra. Una Casería Tradicional recuperada ye “revolucionaria” al mio mou de ver, por cuantu supón, al empar, una vuelta al campu y una recolonización d´esti, un autoemplegu y un alicar de ciertu perfil –vamos dicir- distributivista de la Economía, llonxe del desplifarru y anarquía que nos impón el modelu capitalista vixente, onde nunca nun se produz con un porgüeyu social sinón col enfotu puestu n´engordar faltriqueres privaes que, eso sí, en cuantes barrunten perdes, corren a buscar sofitos públicos pa “socializar les bancarrotes privaes”. Una Economía distributiva, social, respeta la propiedá privada pero ye socialista y socializante en cuantes nun almite ficciones nin abstracciones xurídiques de la propiedá. Les sociedaes anónimes y les grandes tresnacionales nun deberíen pasar más les nuestres llendes, y, pola cueta, la propia acción popular de los asturianos, afechiscando cooperatives, entamando recuperación de pueblos, acciones reforestadores y llevantando nueves caseríes, darién llugar a toa una rede productiva nueva, onde recuperación ecolóxica, alitar de la Tradición y autarquía en tiempos de crisis y explotación vayan de la man.


Pero hai mester dir más allá de tou esquema ecolóxicu y económicu empobináu a definir la Casería. La Casería ye más bien el minimum institucional de la Nación Asturiana. Dende ella, como aniciu y célula, bilten como en círculos concéntricos los estremaos niveles d´organización d´una cultura o País. El Conceyu y la Xunta Xeneral del Principáu foron los dos círculos más amplios que vinieron a endolcar la Casería nel so senu. Otres cultures ibériques cadecen d´esta claridá organizativa tan nidia, y ello ye que la Historia cultural, inda más que la llingua o la Historia política, da lluz sobre qué ha constituyir una Nación nel sen esencial de la pallabra, y qué foron les Naciones europees, productu continxente d´avatares dinásticos, trataos de paz y coxuntures económiques o guerreres.

La Casería tresciende´l ser una "casa de campu". En realidá ye una Institución qu´abarca les tres funciones de los pueblos indoeuropeos dientru d´una mesma célula civilizatoria: (1) función soberana, pues la Casería ye un pequeñu reinu, col so propiu xefe o reutor, pero que nun ye propietariu nel sen burgués de la palabra. L´amu nun tien derechu d´usu y abusu sinón que ye más bien el representante d´un llinaxe, un heriede que guarda´l compromisu de curiar pol llegáu y tresmitilu ameyoráu a los descendientes. Polo demás, la Casería aveza tener nome propiu independiente de los amos o titulares personales, que por ciertu puen camudar, calteniéndose intauta la Institución. La Casería sigue esistiendo como célula col so nome y les sos propies riegles y capitulaciones anque pase a otra familia. (2) Función "sacra": la Casería ye el núcleu de socialización y de piedá básicu, inda anterior a la Ecclesia o asamblea de fieles, ye la célula de la parroquia y ye, amás, una unidá de convivencia y rezu, una unión d´asistencia mutua onde se respeta la propiedá del núcleu familiar (davezu de trés xeneraciones convivientes dientro d´elli) ad intra, combinándose con un socialismu y vida comunal ad extra(andeches, sestaferies, usos y aprofitamientos comunales). (3) Función productiva, pues la Casería ye un centru productivu basáu n´autarquía, esto ye, "tener de too pa que nun falte de nada". Como centru productivu esencialmente autárquicu nunca va dexase reducir del too al modelu de granxa capitalista (pequeña empresa familiar, granxa especializada, etc.). Comprende edificios (Casa, Horru, Panera, Cortes, Tendeyones, etc.), tarrenos (praos, güertos, lloses, monte, brañes, etc.), aperios y máquines, derechos (privaos y coleutivos) y, por supuestu, persones. Ye una mónada autosuficiente pa dientro y una célula creadora de texíu haza afuera.
Nel llibru Casería y Socialismo,notros trabayos, sostiénse la tesi de qu´Asturies ye, en realidá, y dexando al marxe les influencies forasteres, una inmensa rede de Caseríes, bien entendíes como Instituciones qu´esisten pa los coterránios tantu como pa los contemporánios (Adam Müller), a partir de les cuales, en [ondes espansives crecientes], foron biltando, como si esquitaren d´unes célules xerminales, les parroquies, los conceyos y la Xunta Xeneral del Principáu, como hermandá confederada d´estos conceyos yá entendíos na Edá Media como pequenes repúbliques o poleis. La Casería como Institución ha ser talantada como mónada y célula al empar: tien sentíu en sigo mesma y como "lladriyu" y elementu funcional básicu de la nación astur.
La reconquista d´esa autosuficiencia productiva, social y sacra asina como de la autosuficiencia política o soberana (funciones 3, 2 y 1 respeutivamente) ye la reconquista de la Casería Asturiana. En perdiéndose les célules piérdese´l texíu y el organismu ensembre. Los asturianos han dir a la gueta d´una revitalización de la Casería como alitar mesmu del so ser nacional: esto ye una reapropiación del so propiu espaciu, tarrentoriu, comunalidá y destín políticu que mañana otru día-y correspuende.

Fonte: Finxospedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada